Violación

Con la violación tan sólo se convive. Nunca se supera.

Supe a ciencia cierta que esta Fundación IT sería una realidad el día que una víctima de violación me relató su trágica experiencia ocurrida varios años atrás. Ya venía yo de antes coqueteando con la idea de una Fundación eso es cierto, pero fue el testimonio de Carla (nombre ficticio) el que me hizo saber que, sin ninguna duda,  “Imaginación y Talento para cambiar el mundo” sería el proyecto de mi vida.
No hay muchas experiencias capaces de hacerte añicos el alma. La violación es una de ellas. Y cuando algo te destroza el alma, casi nada puede recomponértelo. Y el tiempo se detiene. Una parte de ti permanece para siempre cruelmente presa de aquel día. Eso lo comprendí cuando vi a Carla romperse en mil pedazos al relatarme cómo fue violada con apenas 14 años.

Soy incapaz de imaginar cuan atroz ha de ser la marca que deja en una mujer una agresión sexual. Porque me cuesta concebir una experiencia tal que durante años perpetúe el dolor en el tiempo con la misma destructiva y aterradora intensidad del momento en que ocurrió. Pero ahí la tenía, delante de mis ojos…

Violación, el trauma que perdura.

Escuché en silencio a Carla mientras me narraba esa primera violación y todas las que vinieron después. Y de algún modo, sólo escuchar su tragedia me dejó a mí también una huella indeleble. Observo la mía y asusta muchísimo asomarse a la suya, tan profunda y oscura que debe de ser.Violación

Me viene a la cabeza el anuncio de la Lotería de Navidad, pienso en esa mujer, agraciada con el Gordo, que ha olvidado hasta el día en el que vive y me doy cuenta de que hay algo mucho más pavoroso que olvidar: no poder olvidar.

Algo estamos haciendo muy mal como sociedad cuando una mujer violada tiene que ocultar su condición de víctima para evitar ser etiquetada, humillada y avergonzada, mientras su violador sale cada día a la calle e interactúa con una sociedad en la que nadie tan siquiera se acerca a recriminarle sus abominables actos.

Andamos en estos tiempos necesitados de valentía. Valentía para estar incondicionalmente al lado de las víctimas y valentía para estar vehementemente frente a los agresores. Y eso es lo que vamos a hacer con toda la firmeza que nos sea posible en Fundación IT. El mundo está tan enfermo no tanto por todo aquello que hacen los malos, sino porque la mayoría de los buenos sencillamente no hacen nada.

Sin Comentarios

  • Your email address will not be published. Required fields are marked *
  • You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

©2017 Fundación IT - Imaginación y Talento para cambiar el mundo. Todos los derechos reservados.

Acceso de usuario